Legisladores en EEUU buscan que medicamentos sean más baratos

Legisladores en EEUU buscan que medicamentos sean más baratos

12/02/2018

La Prensa Asociada

Legisladores de más de dos tercios de los estados están considerando formas de reducir el costo de los medicamentos recetados, incluida la importación desde Canadá, mientras se esfuerzan por equilibrar los presupuestos sin saber con certeza cuánto tendrán que pagar sus gobiernos.

Un total de 87 proyectos de ley en 34 estados de todas las tendencias políticas buscan ahorrar dinero en medicamentos recetados, de acuerdo con la Academia Nacional para la Política de Salud del Estado. Seis de esos estados están considerando iniciativas que permitirían importar medicamentos desde Canadá, donde cuestan en promedio 30% menos que en Estados Unidos.

Uno es el liberal Vermont, donde los legisladores han revivido una propuesta de casi dos décadas. El conservador Utah está considerando una propuesta similar. Maryland está buscando crear una comisión que regule los costos de las medicinas.

“Los estados tienen que equilibrar sus presupuestos”, dijo Trish Riley, directora general de la academia de políticas de salud, con sede en Portland, Maine. “Uno presupuesta cierta cantidad de dinero para medicamentos en un programa de salud para empleados o un programa de Medicaid, y sorprenden los aumentos que se dan a mitad de año, que son impredecibles y enormes”.

Lo que está en riesgo es mucho, no solo para los gobiernos estatales, los empleados públicos y los beneficiarios de Medicaid, sino también para cualquier otra persona que paga medicamentos recetados. El gobierno federal no controla los precios, sino que son establecidos por las compañías farmacéuticas y están sujetos a costos y competencia, mientras que Medicaid negocia medicamentos más baratos para los estadounidenses de bajos ingresos.

Pero una esperanza es que la importación de drogas pueda presionar a la baja los costos domésticos para todos, dijo el representante estatal de Utah, Norm Thurston, un republicano que presentó un proyecto de ley de importación de fármacos en su estado.

Pharmaceutical Research and Manufacturers of America, un grupo farmacéutico estadounidense, argumenta que las propuestas amenazarán la salud de las personas porque no se podría garantizar la calidad.

La seguridad no tiene nada que ver con el potencial de que lleguen medicinas contaminadas desde Canadá, dijo Thurston, cuyo proyecto de ley podría ser debatido por la Cámara de Representantes de Utah el lunes.

“La principal amenaza para la seguridad del paciente relacionada con los medicamentos recetados en nuestro estado es que estos son tan caros que las personas no los toman”, dijo Thurston. “No tenemos ningún problema generalizado en nuestro estado con medicamentos falsificados”.

Permitir que los pacientes compren medicamentos de otros países con estándares estrictos, como Canadá, es una idea que los legisladores de ambas partes han planteado durante mucho tiempo en Washington. Pero cada vez, ha sido bloqueado por el poderoso sector de las medicinas.

El presidente Donald Trump ha apoyado la apertura de las importaciones, y en su discurso del Estado de la Unión dijo que los precios de los medicamentos son una “injusticia” y prometió medidas este año. Pero aún no está claro si su gobierno tomará la ruta de importación.