Ola de calor sacude la Península Ibérica

05/08/2018

La Prensa Asociada

Lisboa registró la mayor temperatura en 37 años el domingo en medio de una incesante ola de calor que abrasa Portugal y la vecina España.

La capital portuguesa alcanzó los 44 grados Celsius (111,2 Fahrenheit) el sábado en la tarde, sobrepasando el anterior record de 109,4 F alcanzado en 1981, dijo el servicio meteorológico local.

La temperatura más alta de la jornada se registró en Alvega, en el centro de Portugal, donde el mercurio llegó a 116,2 F. La mayor temperatura registrada nunca en el país fue de 117,3 F en 2003.

La ola de calor que recorre la Península Ibérica está provocada por la llegada de una masa de aire cálido procedente de África y ha propiciado el riesgo de incendios forestales. Más de 700 bomberos seguían luchando contra un incendio forestal cerca de la ciudad portuguesa de Monchique, en la región sur del Algarve, un popular destino turístico.

Las previsiones contemplan un leve descenso de las temperaturas para el domingo, aunque seguirán siendo extremadamente altas.

El servicio meteorológico de Portugal dijo que se registraron nuevos máximos en 26 lugares a partir de las mediciones realizadas en un total de 96 estaciones meteorológicas en todo el país. Más del 60% del país registró temperaturas de más de 104 F.

Seis personas resultaron heridas la noche del sábado cuando escaparon de un incendio cerca de la localidad portuguesa de Estremoz, dijo el oficial de protección civil José Ribeiro a la televisión estatal portuguesa RTP.

Portugal emitió advertencias de calor extremo para la mayor parte del país y pronosticó temperaturas máximas de 111,2 F para algunas áreas en el sur.

España redujo sus advertencias de calor de “rojo” a “naranja” en gran parte del sur, pero todavía se prevé que las temperaturas máximas alcancen los 104-107,6 F.