Senado ordena a las agencias de gobierno incluir telecomunicaciones como “servicio esencial”

Senado ordena a las agencias de gobierno incluir telecomunicaciones como “servicio esencial”

16/04/2018

La Resolución Conjunta 219 presentada en el Senado ordena a todas la agencias, e instrumentalidades públicas a enmendar sus reglamentos para atemperarlos a la recién firmada Ley 5 que declara como “servicio esencial” las telecomunicaciones.

Según la pieza legislativa, radicada por el senador Miguel Laureano Correa, presidente de la Comisión de Innovación, Telecomunicaciones, Urbanismo e Infraestructura, “es imperativo e indelegable el que la Asamblea Legislativa de Puerto Rico le ordene a todas las agencias del gobierno enmendar sus reglamentos al nuevo estatuto el cual declara las telecomunicaciones como un ‘servicio esencial’, para que se le dé prioridad a las comunicaciones dentro de los planes de cada Agencia”.

Laureano Correa expuso que debido a la cercanía del comienzo de la temporada de huracanes, “es importante que todas las agencias estén al día con la recién firmada ley actualizando los reglamentos de rigor. Todos de una u otra forma, experimentamos lo esencial que es atender el servicio antes, durante y después del embate del fenómeno natural, lo que nos ha obligado a revisar y realizar los cambios necesarios en los planes de seguridad que confecciona cada dependencia gubernamental”. El colapso de las telecomunicaciones post María, afectó enormemente los trabajos de recuperación, en el gobierno, el comercio, las familias y otros renglones importantes.

La Ley 5 de la autoría de Laureano Correa, surgió precisamente por la pobre atención que estaba recibiendo el servicio de las telecomunicaciones en los procesos y planes de recuperación en contraste con los demás servicios esenciales. De hecho, tanto el Gobierno Estatal como el Federal, así como las agencias de seguridad y de emergencia precisaron el uso de teléfonos satelitales para poder conectarse en y fuera de Puerto Rico.

En Puerto Rico, en la actualidad, el cien por ciento de las telecomunicaciones son provistas por empresas privadas y altamente reguladas por el Gobierno Federal y por la Junta Reglamentadora de Telecomunicaciones.