Arranca feria agrícola educativa y estudiantil “Cinco Días con Nuestra Tierra” en el RUM

0
328

Bajo el lema Por cada persona que eduquemos hoy, alimentamos una generación mañana, el Recinto Universitario de Mayagüez (RUM) comenzó hoy su cuadragésima segunda feria agrícola educativa y estudiantil Cinco Días con Nuestra Tierra. La actividad, que incluye foros, talleres, vistosas exhibiciones y espectáculos artísticos, se efectuará hasta el sábado, 13 de abril en los predios del Coliseo Rafael A. Mangual del RUM.

La Feria, que es organizada en su totalidad por estudiantes colegiales, con el apoyo institucional, arrancó hoy con el vistoso desfile que recorrió las principales avenidas del campus, encabezado por la Centenaria Banda Colegial y sus Abanderadas.

Al evento de apertura se unieron varias asociaciones estudiantiles del Recinto, exhibiciones agrícolas, yuntas de bueyes y la ya tradicional cabalgata, entre otros.

Cinco Días con Nuestra Tierra es una conmemoración a la relevancia de la agricultura en la que se manifiesta el rol principal de la juventud para continuar con el noble esfuerzo de educar sobre lo vital de la conservación agrícola. Año tras año, son los estudiantes, con el respaldo del Colegio, quienes organizan este multitudinario evento que congrega a miles se personas en pos de un mensaje principal: ¡la agricultura es vida!”, indicó la rectora interina del RUM, Wilma L. Santiago Gabrielini.

Por su parte, Luis Alberto García Torres, de Agronegocios en el  Departamento de Economía Agrícola y presidente del comité organizador, destacó que los componentes más relevantes de la Feria son la educación y concientización de los temas agrícolas.

Precisó que este año se realizarán talleres y conferencias sobre seguridad alimentaria, beneficios de consumir carne del país, industria del café del pasado al futuro, inseminación artificial en ganado bovino, mitos y realidades de la biotecnología agrícola, huertos caseros, y preservación de alimentos.

“Esta actividad es producto del esfuerzo y dedicación de un grupo comprometido por la agricultura. Es el punto de encuentro hacia nuevas ideas en un asunto tan importante para nuestro país, que incluye conocer más sobre la seguridad alimentaria. Esta pasión se hace evidente ya que el evento se organiza con estudiantes voluntarios, en su mayoría de Ciencias Agrícolas, y también este año hemos integrado más alumnos y personal de otras facultades. Esto nos demuestra que crear conciencia en este tema es un esfuerzo de todos”, indicó Luis Alberto.

La Feria cuenta con varias exhibiciones como: las de ganado vacuno, caprino y porcino, y un área donde los niños pueden interactuar y compartir con los animales.

Asimismo, se mostrarán maquinarias utilizadas en el proceso de la agricultura actual. Además, este año contarán con un museo educativo donde se exhibirán herramientas de trabajo que se usaban en el pasado. También estarán disponibles publicaciones de la Estación Experimental Agrícola (EEA) y del Servicio de Extensión Agrícola (SEA), que documentan la historia de la agricultura. De igual forma, se ofrecerán demostraciones de ordeño en una vaquería portátil.

Este año, estudiantes del Colegio de Artes y Ciencias exhiben piezas de arte. Además, confeccionaron murales emblemáticos de la actividad.

También, los espectáculos artísticos incluyen la presentación del conjunto La Tribu de Abrante y de las agrupaciones del RUM, Alma Latina y UPRM Dance Team.

Como es costumbre, la Feria cuenta con decenas de artesanos y varios kioscos de comida.

Cinco Días con Nuestra Tierra comenzó a celebrarse en el año 1977 con el propósito de promover y divulgar la instrucción agrícola entre la comunidad. Se realizaba en el vestíbulo del edificio Jesús T. Piñero, sede de la Facultad de Ciencias Agrícolas y fue evolucionado hasta convertirse en una de las ferias agrícolas más importantes del país. En la actualidad, congrega a miles de personas, en su mayoría excursiones de escuelas, de las que se ha confirmado la visita de unos 2,500 estudiantes.

“Es nuestro interés que los niños, jóvenes y adultos continúen educándose sobre la agricultura. Va más allá de un trabajo duro, nos permite mejorar nuestro estilo de vida al cosechar lo que producimos”, concluyó Luis Alberto.