Boricuas listos para plantar bandera en Perú

0
355

“Un jugador gana juegos, un equipo gana campeonatos. Yo tengo que sentirme más que afortunado. Lo que tengo es un equipo para nuestros atletas”, así se siente el jefe de misión Víctor G. Ruiz a un día de salir para Lima, Perú, todo un astro de la NBA como Michael Jordan.

Inspirado en la frase célebre del enebeísta, el ingeniero de profesión resume el engranaje del equipo que estará apoyándolo en su cometido de servirle a los atletas en sus segundos juegos panamericanos como líder de la Delegación. Han sido muchísimas horas de trabajo que cada vez aumentan, descompensando las de siesta, para que todos los embajadores de Puerto Rico puedan tener las mejores condiciones de descanso, alimentación, seguridad, transportación y de competencia en Lima, Perú.

El reto ha sido mayor en esta edición siendo los anfitriones debutantes en la organización de unos juegos que recibirán atletas de 41 naciones del continente de América.

El misionero estará acompañado por Alfredo Figueroa (ingeniero en tecnología), Daphne Cintrón (alcaldesa de Villa, Carlos Rivera y Dania Vega (representantes de terapia física y terapeutas atléticos) y la doctora Cristina Ortiz. Se une en Miamia, Kike Negrón.

Convivencia y congregación en la villa.

La Villa Panamericana contará con siete torres de 19 a 20 pisos para un total de 1096 apartamentos. Tiene espacio para 3288 habitaciones que albergarán 6576 camas. Puerto Rico estará en el edificio seis conviviendo con las delegaciones de Panamá y México.

La preapertura del hogar deportivo fue el 16 de julio y de manera oficial será el domingo, 21. En el caso de Puerto Rico los primeros atletas en llegar será balonmano femenino, que inicia competencia el 24 de julio contra Canadá, y bolos, que comenzará el 25 de julio con el evento de dobles.

 “Los retos que tenemos es que balonmano y bolos comienzan antes de la inauguración y son dos deportes, en menos de dos días de nosotros estar allí, van a llegar. Tenemos la presión de que la Villa esté montada con sus banderas y demás. Toda la parte del apoyo médico esté disponible. Balonmano es un deporte de contacto físico. Tan pronto se bajen las muchachas sabemos que van a empezar a entrenar y queremos tenerle todo preparado para ese equipo”, explicó Ruiz.

“Bolos tienen la logística de la entrega del equipo, ubicación, entrenamiento y todo eso se estará atendiendo con mucha premura”.

El misionero estará acompañado por Alfredo Figueroa (ingeniero en tecnología), Daphne Cintrón (alcaldesa de Villa, Carlos Rivera y Dania Vega (representantes de terapia física y terapeutas atléticos) y la doctora Cristina Ortiz. Se une en Miamia, Kike Negrón.

La convivencia y congregación de delegaciones es vital, tras ser una mezcla de culturas que reúne maneras diferentes de celebración, diversión y descanso.

“En este caso el reto que pudiéramos teneres que posiblemente se va a sentir más el alboroto. La manera de celebración a la oficina es que los atletas van a estar arriba y casi nadie se podrá enterar. No era como en Toronto, que tu entrabas y caminaba por todos los cuartos hasta que estaban las oficinas de misión. Las celebraciones siempre van a estar”, indicó el también vicepresidente del Comité Olímpico de Puerto Rico.

Además de la Villa Panamericana, el Comité Organizador tiene “villas satelitales” para los deportes que están a las a fueras de la ciudad. Puerto Rico estará en la Escuela Naval con los deportes de combate lucha, boxeo y taekwondo; hospedaje Paracas para vela; y hospedaje Albúfera del Medio Mundo (Huacho) para remo y canotaje sprint.

Atentos al frío. Los Juegos estarán celebrándose en los meses de invierno de Lima (junio a septiembre). Estos son descritos como nublosos y templados. La temperatura oscila entre los 52 ° F y 66 ° F. La humedad genera una sensación térmica menor. La oficina de Misión ha educado a los atletas y a los delegados de cada deporte en el tema de cuidado con el frío.

“El consejo es que hemos invertido dinero en la preparación de los atletas y nosotros no queremos que se enfermen. Sería muy triste que en los periodos de entrenamiento vayan a coger una gripe o un catarro y eso me pueda estar impactando el rendimiento. Debemos estar abrigados todo el tiempo. Personas que padecen de frío se lleven su ropita extra de la que vamos a estar dando. Tenemos que protegernos”, puntualizó Ruiz.

Los deportes que mayor exposición tienen al frío son los del aire libre como atletismo, vela, surfing, canotaje, remo, ecuestre, 3 por 3, ciclismo, tiro, tiro con arco, golf, béisbol y sóftbol.

Café y más mimos. Puerto Rico es un país cafetero. El café posee una de las posiciones más privilegiadas en el listado de “mimos” para los atletas en misión. Es así como cambiaron de una cafetera de 10 tazas a una de aproximadamente de 40.

El olor del café relaja a los puertorriqueños y los mantiene cerca de la cocina de su familia. Si llega visita se le ofrece negro, oscurito, con leche, con azúcar, sin azúcar o azúcar de dieta.

En los Juegos el frío atracará a los isleños donde el cambio climático será drástico. Puerto Rico está en un índice de calor sobre los 100 ° F por la temporada de verano, comparado a las temperaturas bajas de hasta 50 ° F grados en Lima. ¿Cómo se combatirá el frío?

Según el Jefe de Misión el café está listo, pero pueden añadir más cositas para el frío.

“Normalmente le tenemos café. Vamos a ver si se le puede añadir un chocolatito caliente. Eso es algo que no descartamos. Una vez arranque el espectáculo, le buscaremos ese quesito con chocolate que sabe espectacular”, dijo entre risas cómplices.

La ingeniosidad es parte fundamental de los que laboran en Misión. Siempre buscando que el atleta se sienta cómodo, querido y atendido. En esta ocasión tendrán un “bautizo” en una de las áreas de la Villa.

“La cocina va a llevar un nombre que se va a develar allí. Esperemos que sea un legado para futuras misiones. En esta ocasión quise hacer una chulería. Se pintó el cuadro y todo eso. Lo verán por las redes sociales cuando lo montemos”, continúo entre risas sin dar más detalles del nuevo elemento en la Delegación.

Entre sus otras tareas el grupo de misión elabora un andamiaje para que los atletas puedan disfrutar de los servicios del comité organizador de alimentación en el comedor y a través de loncheras (box lunch), lavandería, limpieza, gimnasio e instalaciones de acondicionamiento físico, suministro de hielo, zona de entrenamiento y recreación, centro multireligioso, actividades culturales y servicios (centro financiero, quiosco de información, tienda, boletería, estación de taxis, cafetería y restaurante de comida peruana) en la Plaza de la Villa.