La emergencia sísmica debe alertar al país sobre la necesidad de procurar la seguridad alimentaria para toda la población, expresó este martes, Denise Santos, presidenta del Banco de Alimentos de Puerto Rico.

“El número de ciudadanos en inseguridad alimentaria tras los terremotos se suman a la tercera parte de la población que pasa hambre y la mitad que vive bajo el nivel de pobreza. Es una realidad que no aceptamos con facilidad en Puerto Rico, pero para superarla tenemos que tomar pasos consistentes, y no sólo reaccionar cuando hay emergencias”, dijo Denise Santos, presidenta del Banco de Alimentos, en comunicación escrita.

Explicó que el Banco ha distribuido 150,000 libras de alimentos a las víctimas de los terremotos y temblores en el suroeste además de las 13.4 millones de libras de alimentos que distribuyó en todo Puerto Rico el año pasado.

La situación que atraviesa el suroeste de la Isla debido a la actividad sísmica desde el 28 de diciembre ha puesto en perspectiva la innegable inseguridad alimentaria de un sector considerable de la población.

“Tenemos que atajar este panorama entendiendo que la situación que vivimos nos llega siendo el tercer país de mayor desigualdad económica en el mundo y el primero en América Latina. El 52.3 por ciento de la población en la isla vive bajo el nivel de pobreza y 33.2 por ciento cumple con la definición de inseguridad alimentaria, según el Instituto de Estadísticas de Puerto Rico (IEPR). En lenguaje común, esto es pasar hambre y ocurre en Puerto Rico a diario”, agregó la presidenta del Banco de Alimentos.

El Banco de Alimentos funciona mediante donaciones y voluntarios que suplen a más de 145 instituciones e iglesias que a su vez atienden directamente la repartición de alimentos a más de dos millones de personas. Durante la emergencia sísmica el Banco trabaja la distribución de alimentos en los refugios formales e informales establecidos tras el terremoto del 7 de enero. El Centro de Acopio ha sido establecido en su nueva sede en Carolina.

Tenemos que agradecer a las empresas que se nos unieron en esta emergencia para atender el suroeste – MCS Foundation, First Bank, Cardinal Health, Kimberly Clark, Subway, Procter & Gamble, Encantos Café, Crowley, Banco Popular, Wapa TV – Noticentro, V Suarez & Co, SANOFI, Starwise Communication, Walgreens, Mondelez, Tactical , Syncrony Puerto Rico, Oracle, MCM Law Firm, iglesias y universidades – y a las que nos ayudan durante todo el año. Pero si algo aprendimos todos es que necesitamos impactar y educar mucho más”, dijo Santos.



¡En ésta y otras emergencias comprobamos que sobran razones para prepararnos financieramente! Edúcate en temas financieros y comienza a presupuestar para futuros imprevistos. Te invitamos a responder a esta encuesta en línea. Solo te tomará unos minutos y a la vez, nos ayudarás a ser más asertivos.