Estudio revela sequía moderada no afecta acuíferos del Sur

0
427

A pesar de la sequía moderada que recién afectó partes de la Isla, un nuevo estudio desmiente la noción de que existe una crisis en los acuíferos del Sur, fuente natural de agua que es crítica para el sector agrícola del área. Según los datos expuestos en el informe, estos cuerpos de agua se encuentran en buen estado y no enfrentan amenaza alguna por parte de la agricultura.

El estudio de los Acuíferos del Sur fue comisionado a la Fundación Román-Más y realizado por el hidrólogo y presidente de la Fundación Ángel Román-Más gracias a una colaboración entre el Departamento de Agricultura de Puerto Rico, el Fondo de Innovación para el Desarrollo Agrícola, la Autoridad de Tierras, AgroPower, Gomango, Superior Angran y la Asociación de Biotecnología Agrícola de Puerto Rico (PRABIA por sus siglas en inglés). Es la primera vez que se hace un estudio tan exhaustivo y conclusivo del comportamiento de 179 pozos en la zona sur y suroeste de la Isla.

Román-Más ofreció detalles más específicos del estudio al indicar que, “las extracciones de aguas subterráneas han sido reducidas significativamente, alrededor de un 73 por ciento. En el Abanico Aluvial de Salinas, las extracciones de agua subterráneas por parte del sector agrícola representan alrededor de un 10 por ciento de la extracción total y menos de un cuatro por ciento de las extracciones a finales de los años 80. Esta reducción en el uso de agua por el sector agrícola responde a la implantación de sistemas de riego más eficiente (precisión e inteligente) establecida en todas las empresas de la biotecnología agrícola”.

Por su parte Ramón González agricultor y presidente de AgroPower indicó, “que por más de 100 años su familia se ha dedicado a la agricultura y por fin tienen un estudio científico que confirma y comprueba, con datos de cuatro años consecutivos, lo que todo agricultor conoce; que el acuífero tiene un comportamiento cíclico. Sabemos que de enero a mayo no llueve debido al tiempo de sequía y luego el acuífero se recarga durante la temporada de lluvia”.

Según Sol Rosado, presidenta de PRABIA, “el principal hallazgo de este estudio independiente es que la agricultura, en todos sus niveles, se está practicando de manera sostenible y en respeto al entorno natural, con un enfoque especial la eficiencia. Y aunque se establece que la agricultura no es el mayor ofensor ante la falta de agua, todos – tanto agricultores a pequeña y grande escala, como la ciudadanía – tenemos la obligación de manejar este recurso responsablemente”.

Rosado recalcó que las empresas que forman parte de PRABIA operan bajo un profundo compromiso social y ambiental enmarcado en la agricultura sostenible, responsable y a beneficio del país.

Otros hallazgos claves del estudio compartidos por Román-Más:

• Los récords históricos no reflejan un patrón de reducción a largo plazo en los niveles de agua ni un deterioro en la calidad de las aguas asociada a la intrusión de aguas salobres provenientes del mar.

• Los acuíferos del Sur tienen una extraordinaria resiliencia a periodos de sequía que está dada por la ocurrencia de condiciones artesianas a lo largo de la costa que impiden el desarrollo de un gradiente hidráulico y por ende el avance de la cuna de agua salobres provenientes del mar.

• Los acuíferos del Sur tienen capacidad adicional para continuar el desarrollo agrícola de la región en vías de alcanzar las metas del Programa de Seguridad Alimentaria sin menoscabar en la disponibilidad de agua para el sector doméstico.

“Un riguroso análisis estadístico de los récords históricos de niveles y calidad de agua, incluyendo prueba Mann-Kendall con datos individuales y promedios anuales, no refleja un patrón de reducción a largo plazo en el nivel freático ni un deterioro en la calidad de agua. Por lo que cualquier conclusión a los efectos de una sobre explotación del acuífero en función del patrón o comportamiento histórico del nivel freático y la calidad de las aguas es incorrecta o cuando menos no estadísticamente defendible”, dijo Román-Más.

“No obstante, sabemos que los acuíferos tienen un límite, desconocido al presente, que describe una sequía de tal magnitud que, bajo un escenario de extracciones en particular, causaría la pérdida de presiones artesianas a lo largo de la costa provocando el avance de la cuna de agua salobres provenientes del mar que debemos estudiar y definir. Este es un tema que merece más investigación en el futuro”, concluyó Román-Más, quien además recordó que aun durante la sequía más severa en récord (1966-67), cuando las extracciones de aguas subterráneas eran más de cinco veces las presentes, los acuíferos mantuvieron su integridad (capacidad y calidad).

Sol Rosado reiteró que la agricultura es la principal fuente de empleos en el sur de Puerto Rico, uno de los pocos sectores de la economía del país que ha mostrado crecimiento en los pasados años y que continua en crecimiento. “Esta trayectoria de éxito se debe en gran parte al uso eficaz, eficiente y responsable de recursos críticos, como el agua, por todos los que trabajamos la tierra, incluyendo los agricultores independientes, las agro empresas y las empresas PRABIA. Ese es un deber que tomamos muy en serio”.