(CyberNews) – El comisionado del Negociado de Manejo de Emergencias y Administración de Desastres (NMEAD), Carlos Acevedo informó que el lunes el perímetro de búsqueda de los pescadores desaparecidos desde el pasado jueves en el área de las islas de Icacos y Palomino al norte de Fajardo, se expandirá hacia el norte y el oeste de la isla.

“Hasta el día de hoy ya lunes en la mañana no hemos dado con esta embarcación. Se espera que la misma se haya ido a la deriva con la corriente marina y el viento ya que nada ha dado indicios de esta embarcación se haya virado. El patrón de búsqueda hoy se extiende”, dijo Acevedo en entrevista radial (WKAQ).

“Entendemos que no tenían un ancla y entonces la marea y la presión del viento se lo lleva. Se están moviendo a razón de una milla por hora. Estamos hablando que deben estar ya a unas 100 millas en alguna parte del norte de Puerto Rico que es hacia donde están corriendo los vientos y las corrientes marinas. Por eso la búsqueda se extiende hoy desde el área oeste de Puerto Rico de Isla de Mona por todo el norte y hasta el este”, agregó.

El funcionario señaló que hay otras unidades aéreas recorriendo la costa sur de la isla, al igual que hicieron el domingo efectivos de la Guardia Nacional, quienes buscaron desde Cabo Rojo hacia Vieques a 30 millas mar adentro en forma de “zig zag”.

Indicó unidades de la Guardia Costera, Patrulla Aérea Civil, el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), las Fuerzas Unidas de Rápida Acción (FURA) y pescadores experimentados trabajan en las labores de búsqueda.

Se trata de Javier Nacho, Hector Lino Méndez y sus hijos, Héctor y Víctor Goytía, quienes son familiares del presidente de la Cámara, Carlos “Johnny” Méndez y la primera dama de Fajardo, Diana Méndez. Éstos se encontraban a bordo de una embarcación marca Pro-Line, de color blanco e identificada con el nombre de ‘WEPA’.

“Estas cuatro personas el jueves salieron de la Marina de Fajardo, entraron nuevamente a la marina remolcados por otra embarcación, ya que su embarcación tuvo problemas. Estuvieron cerca de una hora en la Marina reparando el motor y volvieron a salir a eso de las 4:11 de la tarde”, relató.

“El mismo jueves a eso de las 5:07 o 5:10 de la tarde llamaron a un familiar diciendo que estaban al norte de Icacos y que se había dañado el motor de la embarcación y fue cuando activaron una compañía de remolque. Esa es la única comunicación que hay”, agregó al indicar que la llamada de alerta se produjo estando a cerca de 3.6 millas de la costa.