Federales arrestan a cuatro por cargos de pornografía infantil

0
2189

En cuatro casos distintos, agentes especiales de la Oficina de Investigación de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) y agentes especiales de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) de Estados Unidos, que trabajan en el ámbito de la Fuerza de Tareas de Delitos contra Niños de Puerto Rico, arrestados el viernes en San Juan, cuatro hombres acusados ​​de supuesta posesión y distribución de pornografía infantil.

“Las investigaciones de explotación infantil siguen siendo una de las prioridades más importantes de HSI”, dijo Iván Arvelo, agente especial a cargo de HSI San Juan en declaraciones escritas.

“Ningún crimen nos afecta más profundamente que la explotación de niños inocentes. Continuaremos trabajando con nuestros socios federales, estatales y locales para identificar el arresto y procesar a aquellos que de la manera más cruel roban la inocencia de nuestros niños”, añadió.

Detalló que, agentes especiales de HSI arrestaron a Rubén Alfonso Cautino-Latoni, de 29 años, de Guaynabo, por supuestamente poseer pornografía infantil. De acuerdo con la acusación, Cautino-Latoni poseía pornografía infantil en forma de imágenes y videos de menores prepúberes involucrados en una conducta sexualmente explícita.

Además, agentes especiales de HSI arrestaron a otro hombre acusado de posesión y distribución de pornografía infantil. Según la acusación, Jorge Pérez-Ninham, de 27 años, de Arecibo, poseía pornografía infantil en forma de imágenes y videos de menores prepúberes involucrados en una conducta sexual explícita.

En un caso no relacionado, Christian Alexis Velázquez Nieves, de 20 años, de Guayanilla, también fue arrestado por agentes de HSI por supuestamente poseer imágenes de menores que participan en una conducta sexual explícita.

Agentes de HSI también arrestaron y Samuel Mendoza Reyes, de 49 años, de Carolina, por supuesta posesión de pornografía infantil en forma de imágenes y videos de menores que participan en conductas sexualmente explícitas. Mendoza Reyes era miembro de la Guardia Nacional de Puerto Rico en el momento de su arresto.

Todos los hombres tuvieron sus primeras audiencias de comparecencia ante la juez de Primera Instancia de los Estados Unidos, Camille Velez Rive, y fueron trasladados al Centro de Detención Metropolitano de Guaynabo.