La gobernadora Wanda Vázquez Garced anunció la asignación de $40 millones, a través del Departamento de la Vivienda, del Programa de Capacitación Laboral (WFT, por sus siglas en inglés), que busca mejorar y multiplicar la capacitación calificada en la Isla.

“La iniciativa pretende crear una fuerza laboral que mejore las necesidades de reconstrucción y la habilidad necesaria para impulsar la recuperación económica de Puerto Rico. Proveerá fondos para asistencia técnica que ayude a ampliar y fortalecer los programas de capacitación laboral práctica y las destrezas relacionadas al trabajo, a diferencia de conceptos teóricos’, expresó la gobernadora.

El programa se divide en dos fases. La fase uno contempla expandir los programas de capacitación laboral existentes o desarrollar nuevos programas de capacitación laboral.

La primera ejecutiva resaltó que “el Programa de Capacitación Laboral expandirá el impulso económico y creará empleos con la inversión de fondos del Programa de Subvención en Bloque para el Desarrollo Comunitario para la Recuperación ante Desastres (CDBG-DR, por sus siglas en inglés) en recursos que amplíen la educación, la asistencia técnica y las tutorías”.

Se informó que la subvención máxima para entidades elegibles que soliciten una fase o más será de $5 millones.

Por su parte, el secretario de la Vivienda, Luis C. Fernández Trinchet, indicó que “ante la emergencia que vivimos por el COVID-19 y a tenor con la Orden Ejecutiva 2020-023 que la gobernadora emitió, la primera fase del WFT puede desarrollarse sin contratiempos pues conlleva evaluar de forma remota las solicitudes radicadas”.

Por otro lado, el funcionario dijo que implantar la segunda fase dependerá del volumen de solicitudes sometidas en la primera fase.  Constará en construir o renovar instalaciones para iniciar un programa laboral sobre entidades que deseen ampliar los cursos de capacitación o para quienes vislumbren construir, renovar o expandir una estructura para administrar un programa de capacitación.

“El lustre perdido en las condiciones económicas durante gran parte de la última década y el impacto duradero e insatisfecho de los huracanes Irma y María, han horadado la economía puertorriqueña; sin duda, mano de obra diestra es imprescindible para impulsar nuestro renacimiento económico”, sostuvo Fernández Trinchet.

Asimismo, los solicitantes elegibles deberán estar físicamente ubicados en la isla, esto abarca sucursales. Además, tendrán una estructura de capacitación existente probada o un currículo de capacitación desarrollado para un programa de capacitación nuevo o ampliado. Los solicitantes elegibles incluyen a las organizaciones sin fines de lucro, las asociaciones profesionales y comerciales, las organizaciones de base comunitaria, los gobiernos municipales, las instituciones públicas de educación superior y las agencias administrativas o departamentos del Gobierno de Puerto Rico.

“El programa está relacionado a entidades que habilitan a residentes en industrias con crecimiento esperado en los próximos años: turismo y hotelería, programación y tecnología de computadoras, construcción naval, fabricación y atención médica. No obstante, ésta no es una lista exhaustiva de industrias y alentamos a que soliciten a todos los programas que capacitan a los residentes de Puerto Rico en sectores significativos”, dijo Vázquez Garced.

Las entidades interesadas responderán a un aviso de disponibilidad de fondos (NOFA, por sus siglas en inglés) y enviarán propuestas acordes a los requisitos del programa y con el NOFA; para más información www.cdbg-dr.pr.gov (http://www.cdbg-dr.pr.gov/). Se evaluarán las solicitudes a base del nivel de calidad de los servicios que se proveerán y la viabilidad de la propuesta.



¡En ésta y otras emergencias comprobamos que sobran razones para prepararnos financieramente! Edúcate en temas financieros y comienza a presupuestar para futuros imprevistos. Te invitamos a responder a esta encuesta en línea. Solo te tomará unos minutos y a la vez, nos ayudarás a ser más asertivos.