Hawai podría ser el primer estado que prohíbe el plástico

0
189
Foto tomada el 14 de marzo del 2019 de un contenedor de plástico en un restaurante de Honolulu en Hawai. Hawai está tratando de restringir el uso del plástico a fin de proteger los océanos. (AP Photo/Audrey McAvoy)

Hawai podría pronto ser el primer estado de Estados Unidos en prohibir la mayoría de los plásticos en restaurantes, según una ley que busca limitar el uso de esos materiales sintéticos que contaminan los océanos.

Varias ciudades del país ya han prohibido los contenedores de plástico, pero si se aprueba la medida, Hawai sería el primer estado en hacerlo. Es un estado famoso por su actitud liberal: allí es obligatorio usar fuentes de energía renovables y está prohibido usar cremas de piel que puedan dañar los corales.

Hay otra ley que el estado está considerando que sería aun más restrictiva, pues prohibiría a los restaurantes de comida rápida y a los restaurantes de servicio completo facilitar botellas, cubiertos, bolsas o sorbetos de plástico.

Las normas en Hawai serían más estrictas que las de California, que desde el año pasado es el primer estado que prohíbe a los restaurantes de servicio completo la entrega de pajillas de plástico, y serían más amplias que las de Seattle, San Francisco y otras ciudades que han prohibido ciertos artículos del material.

Los activistas albergan esperanzas de que la medida prosperará en Hawai.

“Tenemos reputación de ser el ejemplo a seguir, y eso es lo que estamos tratando de lograr”, declaró el senador estatal Mike Gabbard, autor de la ambiciosa ley, en la sede de la legislatura. “Nuestro estado podrá nuevamente estar a la vanguardia de la protección ambiental”.

Gabbard dijo que el 95% de los contenedores de plástico en todo el mundo es desechado después de ser usado una sola vez. En Estados Unidos, 500 millones de sorbetos de plástico son usados y desechados cada día, afirmó.

Debido a que el plástico tarda mucho en descomponerse, los desechos se acumulan mares y playas, poniendo en riesgo la fauna y flora marina. Además, el material contribuye al calentamiento global porque es elaborado con petróleo, dijo Stuart Coleman, gerente de la Surfrider Foundation en Hawai.

Eric S.S. Wong, propietario de dos establecimientos de comida rápida en Oahu, se quejó de que la prohibición le aumentaría sus costos justo en momentos en que debe pagarle el seguro médico a sus empleados y debe lidiar con la posibilidad de que la legislatura apruebe un aumento del salario mínimo.

Para compensar, advirtió, tendrá que aumentar los precios.

“De repente, si una familia gastaba 30 dólares para cenar aquí, ahora tendrá que pagar 37 o 38”, afirmó.

Chris Yankowski de la Asociación de Restaurantes de Hawai, que abarca a unos 3.500 establecimientos, denunció que la legislatura “está tratando de hacer demasiadas cosas y demasiado rápido”.

Argumentó que no hay en Hawai alternativas viables al plástico, y aunque la legislatura recomienda a los comercios usar materiales de compostaje, en Hawai no existen lugares para procesar ese tipo de contenedores.

Fuente: La Prensa Asociada