Inspirador el campamento científico SEED, varios estudiantes cuentan su experiencia

0
390
Foto de archivo: Emily Duclos - Proyecto SEED 1 UPR Rio Piedras

Este verano, la Facultad de Ciencias Naturales de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras (UPR-RP), recibió cinco estudiantes de escuela superior que participaron del Proyecto SEED, iniciativa desarrollada junto a la American Chemical Society (ACS, por sus siglas en inglés).

El propósito de este proyecto es fomentar que los estudiantes con desventaja económica decidan ejercer carreras en las ciencias relacionadas con la química. La coordinadora del programa, la doctora Ingrid Montes González, expresó que esta iniciativa provee a los estudiantes una experiencia única en investigación científica.

Este año se recibieron 94 solicitudes de las cuales solo cinco estudiantes fueron seleccionados. El proceso, según la también profesora del recinto, fue uno muy difícil, pues se eligieron los finalistas de acuerdo a su ejecutoria académica, cartas de recomendación, un ensayo y una entrevista.

Natanael Rodriguez – Protecto SEED 1 UPR Rio Piedras

Los estudiantes que participaron del programa este año fueron Miguel De Jesús, Emily Duclós, Julián Morales, Natanael Rodríguez y Danishel Rosa. Asimismo, los alumnos tuvieron la oportunidad de recibir mentoría de profesores y estudiantes de nivel graduado tales como Marvin Bayro, José A. Rodríguez, Jorge Colón y Arthur Tinoco, todos de la UPR, y Lisandro Cunci, de la Universidad Ana G. Méndez en Gurabo.

“Los estudiantes que participan del programa en este año son muy buenos. Han demostrado mucho interés, entusiasmo, compromiso y responsabilidad”, indicó la coordinadora del programa.

A su vez, la científica recalcó la importancia de experiencias como esta, pues muchos de los estudiantes conocen o han sido orientados solo hacia carreras relacionadas a la medicina o a la salud, pero desconocen todas las áreas de investigación en las que la química tiene un papel importante.

Sobre la experiencia

Para Miguel de Jesús, esta fue una experiencia única e enriquecedora. “Esta oportunidad es la mejor que se me ha presentado en mi carrera estudiantil. Fue difícil entrar al programa, pero aquí estoy, dando lo mejor de mí y aprendiendo cada día”, señaló el estudiante.

Rafael Luna y Camille Collazo – Proyecto SEED 2 UPR Rio Piedras

Los estudiantes tuvieron que trabajar por ocho semanas para realizar un proyecto final que presentarán el viernes, 19 de julio, a las 8:30 a. m., en el Anfiteatro CNL-A-211, del Edificio de Ciencias Naturales (Fase II). Cada uno de los estudiantes presentará su proyecto y la actividad es abierta al público. Mediante esta experiencia los participantes adquieren conocimiento y experiencia en redacción de una libreta de investigación, procedimientos específicos, análisis de datos e instrumentos de primera.

Por otro lado, cuatro estudiantes que participaron del programa el año pasado regresaron al recinto a completar sus proyectos. Ellos fueron Camille Collazo Piñeiro, Rafael Luna Santos, Sylvette Pagán López y Juan Diego Rodríguez Rivera, quienes pertenecen al programa de SEED II, cuyo requisito es haber participado de SEED I.

“SEED me ha ayudado a aprender como es el ambiente y la vida de un investigador, lo cual me ha motivado a continuar mi educación y a aspirar a un doctorado en el futuro”, indicó Collazo Piñeiro.

Para Montes González, el mensaje más importante que se deben llevar los estudiantes de esta experiencia es que, aunque la vida presente retos, es importante enfrentarlos y sacar lo mejor de cualquier experiencia. Para la profesora, de eso se trata el mundo científico, del trabajo en equipo, la dedicación y, sobre todo, la pasión que se demuestre al crear nuevo conocimiento para adelantar la investigación y buscar soluciones a los problemas de la humanidad.

“Los científicos tenemos muchos retos que tenemos que atender: cura para enfermedades, calidad del agua, energía, desarrollo de materiales, por mencionar solo algunos. Y la única alternativa es continuar investigando para crear nuevo conocimiento que pueda proveer las soluciones. Definitivamente estos jóvenes pertenecen a una nueva generación que tendrá que desarrollar las soluciones a los retos actuales y a los que vayan presentándose en el futuro. La educación es la herramienta más valiosa que podemos adquirir todos, y para el desarrollo de científicos, la base fundamental es la investigación”, manifestó la académica y científica.