Junta de Control Fiscal certifica el Plan Fiscal 2020 del Gobierno de Puerto Rico

660

La Junta de Control Fiscal (JCF) presentó el miércoles, el Plan Fiscal 2020.

“La demora de un año en la ejecución de las medidas de ajuste para adecuar el tamaño del Gobierno no es una invitación a la inacción”, comentó Natalie Jaresko, directora ejecutiva de la Junta en comunicación escrita.

“No podemos quedarnos de brazos cruzados y permitir que la crisis nos defina. El Plan Fiscal 2020 es un plan de cambio. Gastar dinero sin ninguna visión implica que a menudo se malgasta, por lo que contar con una visión sin un plan pudiera resultar en un espejismo”, añadió.

Mencionó que el impacto de los huracanes y terremotos, además de la pandemia del COVID-19, ha sido devastador para la economía y ha acentuado la falta de implementación de reformas estructurales que mejoren el crecimiento económico en la isla. Por tal motivo, con el apoyo del gobierno federal, esta crisis debe ser una oportunidad para concentrar los esfuerzos en reformar la economía por el bien del pueblo de Puerto Rico. El Plan Fiscal 2020 establece las prioridades inmediatas del Gobierno de Puerto Rico para el próximo año fiscal 2021, subraya la importancia de reformas estructurales continuas y ofrece inversiones significativas para mejorar el gobierno, la economía y la calidad de vida en la isla.

Dada la necesidad de enfocar todos los esfuerzos en la recuperación, ante la falta de progreso en la transformación de Puerto Rico, el Plan Fiscal 2020 provee una pausa de un año en gran parte de las categorías de reestructuración gubernamental para que el Gobierno pueda dedicar sus esfuerzos en implementar reformas estructurales y medidas eficientes requeridas para una verdadera transformación. Esta pausa incluye mantener los subsidios a la Universidad de Puerto Rico y a los municipios en los mismos niveles del año fiscal actual.

Además, este plan fiscal establece las prioridades inmediatas que debe asumir el Gobierno de Puerto Rico para el próximo año fiscal 2021, subraya la importancia de reformas estructurales continuas y ofrece inversiones significativas para mejorar el gobierno, la economía y la calidad de vida en la isla.

Análisis económico

La Junta proyectó que la economía puertorriqueña se contraerá en un 4 por ciento este año fiscal 2020, con una leve recuperación de 0.5 por ciento en el próximo año fiscal 2021, como consecuencia de los fondos federales destinados para atender la emergencia del COVID-19, de los terremotos y huracanes. Sin embargo, aún con la implementación total y oportuna de todas las reformas estructurales delineadas en el Plan Fiscal 2020, los pronósticos apuntan a que la economía local se contraerá por cinco años a pesar del crecimiento económico favorable en algunos de estos años. Esto es otra razón más para actuar con urgencia e implementar las reformas estructurales delineadas en el Plan Fiscal 2020.

El Plan Fiscal 2020 proyecta un déficit del Gobierno Central a partir de 2032 –seis años antes de lo proyectado en el Plan Fiscal certificado anterior—, y un excedente primario total de aproximadamente 8,000 millones de dólares entre los años fiscales 2020 y 2032, en comparación con un excedente de 23,000 millones de dólares dispuesto en el Plan Fiscal certificado anterior, lo que representa una reducción dramática de 65 por ciento.

Prioridades del año fiscal 2020

Sin tener que lograr ahorros incrementales presupuestarios, el Gobierno debe enfocar todos sus esfuerzos para el año fiscal 2021 en lograr cambios reales en toda la estructura gubernamental, que garantice mejores servicios esenciales a la ciudadanía:

Para el Departamento de Educación, la prioridad debe ser implementar un plan de regreso a clases; una política de informes de horario y asistencia para todos los empleados; un registro diario de asistencia estudiantil; administrar eficazmente la proporción maestro-estudiante al observar sus propias políticas de contratación de personal y generar ahorros mediante mejores contratos y una mayor transparencia en la contabilidad;

Para el Departamento de Salud, la prioridad debe ser: enfocarse en brindar los servicios de salud esenciales, al ahorrar dinero a través de las compras centralizadas de suministros en todas las agencias y hospitales públicos; desarrollar un plan de acción para Telemedicina; consolidar las oficinas regionales de Medicaid; mejorar la administración de hospitales y consolidar la Administración de Seguros de Salud (ASES) con el departamento;

Para el Departamento de Seguridad Pública, la prioridad debe ser movilizar más agentes de puestos administrativos a puestos de campo para que presten mejores servicios a los ciudadanos y reducir las horas extra de trabajo, a la vez que se administra mejor el tiempo, así como consolidar las funciones administrativas;

Para el Departamento de Corrección y Rehabilitación, la prioridad debe ser generar ahorros mediante un proceso mejorado de contratos, analizar la utilización de instalaciones, dada la reducción en la población penal y generar ahorros mediante el mejorado proceso de compras;

Para el Departamento de Desarrollo Económico y Comercio (DDEC), la prioridad debe ser terminar de consolidar la Compañía de Turismo de Puerto Rico y la Junta de Planificación con el DDEC, renegociar los contratos y publicar los informes trimestrales de incentivos económicos.

Inversiones del Plan Fiscal 2020

Para adelantar estas prioridades inmediatas, el Plan Fiscal 2020 sugiere inversiones sustanciales para el pueblo de Puerto Rico que asciendan a cerca de $6,000 millones entre los años fiscales 2020 y 2025:

Las inversiones en cuidados de la salud incluyen: gastos de capital para los hospitales públicos, contratación de enfermeras para las escuelas públicas y establecer un fondo de becas para motivar a los médicos graduandos a que presten servicios en áreas rurales. Asimismo, incluye tratamiento de opioides y de hepatitis, así como proveedores de servicios ambulatorios especializados y hospitales;

Las inversiones en la educación pública incluyen: mejorar la enseñanza del idioma inglés; incentivar a las escuelas a lograr mejores resultados educativos mediante la publicación de las tarjetas de notas de desempeño escolar de cada escuela con el fin de registrar la asistencia de estudiantes y maestros, los índices de graduación; así como pagar cantidades adeudadas en aumentos salariales anteriores a maestros transitorios;

Las inversiones en la seguridad pública incluyen: el tercer año del pago retroactivo a los policías; la segunda mitad del aumento salarial de 30 por ciento; fondos para el reclutamiento y adiestramiento de cadetes; contratación del personal de servicios de manejo de emergencias y equipo para los bomberos;

Las inversiones en tecnología son para mejorar el acceso a internet de banda ancha en áreas rurales y para el adiestramiento en las áreas de negocios y tecnología para brindar mejores oportunidades a la fuerza laboral;

Inversiones para realizar un estudio comisionado por la Junta de Supervisión para que el sector privado y el Gobierno definan un plan abarcador y ejecutable, y así reactivar el sector de la manufactura en la isla;

Inversiones para agilizar los esfuerzos de reconstrucción tras los huracanes, al asignar $750 millones en capital operacional y facilitar así los esfuerzos de reconstrucción aprobados por FEMA.

Reformas estructurales

Las reformas estructurales del Plan Fiscal 2020 siguen siendo un elemento esencial en la recuperación a largo plazo de Puerto Rico. Esas reformas incluyen: brindar conexión de internet de banda ancha en todo Puerto Rico, ofrecer oportunidades de desarrollo para adultos en la fuerza laboral, mejorar dramáticamente la enseñanza de kindergarten a cuarto año, mejorar la competitividad y el atractivo de la economía puertorriqueña al reducir los impedimentos para iniciar y mantener un negocio mediante procesos mejorados para obtener permisos, registrar la propiedad y pagar impuestos; además de proporcionar costos reducidos y energía más confiable a través de la transformación de la AEE.

No obstante, y aún cuando se implementen todas las reformas delineadas en el plan fiscal, Puerto Rico no habrá terminado de cumplir con su deber. El plan fiscal presenta las reformas mínimas requeridas. Pronto, el Gobierno tendrá que tomar medidas adicionales más allá del marco de cinco años que presenta el Plan Fiscal 2020 con el fin de cuadrar el presupuesto. Muchas de estas reformas aumentarían los ingresos y, por lo tanto, harían que los fondos estuvieran disponibles para una variedad de posibles usos, sobre todo para invertir en el pueblo de Puerto Rico.

El país es capaz de superar la actual crisis económica y de salud pública. Será un camino difícil en los próximos meses y años, pero el pueblo de Puerto Rico ha demostrado su resiliencia. Con esto en mente, el Plan Fiscal 2020 presenta una propuesta de medidas que el Gobierno debe adoptar para prepararse responsablemente para el futuro, a pesar de las incertidumbres y dificultades.



Moratorias ¿Conoces tus derechos? ¡Para enfrentar este duro momento, infórmate! Visita www.ocif.pr.gov. Para querellas llama libre de costo 1 (800) 981-7711 (8am-5pm) o escribe a luist@ocif.pr.gov.