Junte de Mujeres M-18 rechaza acuerdo COFINA

0
452
En su primera reunión del 2019 el Junte M-18 trazó su agenda de los próximos meses otorgando prioridad al inmediato repudio al acuerdo de COFINA por considerarlo una manipulación legal para lavar una deuda ilegal.

El Junte de Mujeres M18 expresó este viernes, su rechazo total al acuerdo “leonino e inmoral” propuesto para los acreedores de COFINA y exhortó a la jueza federal Laura Taylor Swain a no confirmar el mismo.

“Es urgente que el país entienda bien los alcances de lo que proponen los acreedores de COFINA y se movilice para detener sus pretensiones”, manifestó el M-18 en un comunicado de prensa.

Igualmente se unió a la convocatoria del 16 de enero para una manifestación frente al Tribunal Federal de Hato Rey que le evidencie a la juez Swain la oposición del pueblo de Puerto Rico a ese acuerdo que compromete la economía personal y pública de la presente y de futuras generaciones de puertorriqueños por cuarenta años.

En su primera reunión del 2019 el Junte M-18 trazó su agenda de los próximos meses otorgando prioridad al inmediato repudio al acuerdo de COFINA por considerarlo una manipulación legal para lavar una deuda ilegal.

“Los acreedores votaron ayer para ratificar el acuerdo de una deuda claramente ilegal que no ha sido auditada y que excede el límite constitucional. Pretenden manipular el sistema judicial federal para que se les sancione lo que a todas luces implica el lavado de una deuda ilegal”, indicó el M-18.

Explicaron que ese acuerdo afecta directamente los recaudos del fondo general ya que gran parte del dinero va directamente depositado en el Bank of New York Mellon y no cuenta para propósitos del presupuesto gubernamental. En otras palabras priva al Gobierno de Puerto Rico de proveer servicios esenciales de seguridad, salud y educación, y afecta toda posibilidad de inversión en el desarrollo económico y social.

Por otro lado, el acuerdo pretende que se trate a los acreedores de COFINA como los primeros acreedores en la deuda pública y que el repago sea mucho mayor que la cantidad en que compraron la deuda.

Para colmo, este acuerdo les da la potestad de impedir legislación o medidas que lo alteren.

El M-18 entiende que los acreedores de COFINA tienen que competir en buena lid con los demás acreedores no asegurados de la deuda pública.

Se sostiene también en que el Gobierno tiene que garantizar primero el pago de asuntos más importantes para la salud económica del país como lo son las pensiones y los servicios esenciales.

Fuente: Cybernews