La Mona Lisa ha vuelto al trabajo.

El Museo del Louvre de París, que alberga el retrato más famoso del mundo, reabrió el lunes tras cuatro meses de cuarentena por el coronavirus sin las grandes multitudes habituales.

La reapertura del museo más visitado del mundo fue un punto positivo en lo que, por lo demás, se perfila como un inicio tristemente tranquilo de la temporada de turismo en Francia, con muchos menos visitantes de lo normal desde que la pandemia cerrara las fronteras.

La guía turística Katia Besnard Rousseau dijo que no ha tenido ningún grupo al que mostrarle París desde que Francia comenzó a salir gradualmente de su estricto confinamiento de dos meses en mayo. El lunes, mientras el Louvre reabría, ella y docenas de otros guías se manifestaron afuera, formando una larga fila con imágenes de la Mona Lisa para resaltar las dificultades que aquejan a su industria.

“Toda mi temporada colapsó. No hay nadie alrededor. Es muy dramático”, dijo Besnard Rousseau. “Vivir en París y no poder servir de guía es terriblemente frustrante. Realmente lo extraño”.

Visitantes observan la pintura de 1807 “Le Sacre de Napoleon” de Jacques Louis David en el Museo del Louvre, en París, el lunes 6 de julio del 2020. El museo reabrió el lunes tras pasar cerrado cuatro meses debido a la pandemia del coronavirus. (AP Foto/Thibault Camus)

Adentro del museo, las mascarillas eran obligatorias y el número de visitantes limitado, con reservaciones obligatorias. Entre los turistas que regresaban a sus salas estaba Zino Vandenbeaghen, que viajó desde Bélgica para disfrutar del espacio libre inusual en el Louvre y el Palacio de Versalles.

“Es fantástico”, comentó. “El momento ideal para visitar”.

Cerca del 70% del museo — 45.000 metros cuadrados (484.000 pies cuadrados), o el equivalente a 230 canchas de tenis_, donde pueden verse 30.000 de sus valiosas obras, vuelve a estar accesible a un público que se vio privado de arte durante la cuarentena.

“Es muy emocionante para todos los equipos que han preparado esta reapertura”, dijo Jean-Luc Martinez, director del museo.

Antes de la pandemia, la mayoría de los visitantes del museo llegaban del extranjero, principalmente de Estados Unidos.

Los estadounidenses aún no pueden viajar a la Unión Europea, que está reabriendo sus fronteras de forma gradual. El Louvre espera atraer en vez visitantes más cercanos, incluyendo de la región de París, pero anticipa una caída en las cifras.

Martínez dijo que el museo esperaba apenas 7.000 visitantes el día de la reapertura.

Antes de la pandemia, hasta 50.000 personas recorrían el Louvre diariamente en los meses más ajetreados del verano.

El Museo de Rodin en París, dedicado a la obra del escultor Auguste Rodin, también se prepara para un número reducido de visitantes cuando reabra el martes. El museo solía recibir a unos 2.500 visitantes por día, de igual modo en su mayoría estadounidenses, durante los meses de verano y anticipa una caída de hasta 80%.

El Rodin, que anticipaba para este año ganancias de 1,4 millones de euros (1,6 millones de dólares), ahora prevé pérdidas de 3 millones de euros debido al impacto de la pandemia sobre el número de visitantes y otras fuentes de ingresos. Espera compensar parte del déficit vendiendo versiones en bronce de algunas obras de Rodin de edición limitada.

Fuente: AP



¡Joven, este mensaje es para ti! Estás entre las edades de 12 a 19 años y estudias en el sistema público del país. Queremos conocer tu historia de éxito. Registro para participar de los nuevos "influencers"




En casa aprendo presenta, de forma dinámica y entretenida, un currículo de las materias de español, inglés, ciencias, matemáticas, estudios sociales, bellas artes y educación física.