Los pasillos del Estadio Hiram Bithorn se llenaron de colores brillantes desde tempranas horas con la llegada de más de 50 equipos a la inauguración del Torneo de las Pequeñas Ligas de Puerto Rico. En un gran desfile los equipos hacían su entrada al terreno con alegría y saludando al público que los aplaudía desde las gradas.

Sobre el terreno esperaban a todos los niños y jóvenes varios jugadores de los Cangrejeros de Santurce. En la loma se encontraban los lanzadores Adalberto Flores y Marvin Gorgas, en la inicial Edwin Gómez, en la intermedia Irving Falú, en el campocorto Alexis Pantoja y en los jardines, Reymond Fuentes.

Cada jugador compartió con los niños y se tomó su tiempo brindando consejos a los que serán en el futuro los protagonistas en el béisbol puertorriqueño.