ONU rechaza la edición genética para la reproducción humana

0
326
En esta foto de archivo del 9 de octubre de 2018, un investigador instala una pequeñísima pipeta de vidrio en un microscopio para inyectar embriones en un laboratorio en Shenzhen, en el sur de China. (AP Foto/Mark Schiefelbein, Archivo)

Un panel convocado por la Organización Mundial de la Salud coincidió el martes en que sería “irresponsable” que los científicos utilizaran la edición genética con fines reproductivos, pero no exigió una prohibición de esa práctica.

Los expertos también pidieron que la agencia de salud de la ONU establezca una base de datos de los científicos que trabajan en la edición de genes. La recomendación fue anunciada después de una reunión de dos días en Ginebra para examinar los desafíos científicos, éticos, sociales y legales de este tipo de investigación.

“En este momento, es irresponsable que alguien proceda” a crear bebés editados genéticamente, ya que los cambios en el ADN podrían transmitirse a las generaciones futuras, dijeron los expertos en un comunicado.

El año pasado, el investigador chino He Jiankui sorprendió a la comunidad científica al anunciar que había ayudado a crear los primeros bebés del mundo editados genéticamente, alterando el ADN de unas niñas gemelas para tratar de hacerlas resistentes al VIH, el virus que causa el sida.

El anuncio de la OMS ocurre después de que un grupo internacional de científicos y especialistas en ética solicitó la semana pasada en la revista Nature una prohibición temporal de la edición genética de bebés.

Margaret Ann Hamburg, copresidenta del panel de la OMS, y sus colegas se negaron a pedir una prohibición similar.

“No creo que una moratoria vaga sea la respuesta a lo que hay que hacer”, dijo. “Lo que estamos tratando de hacer es mirar un panorama más amplio”.

Dijo que los expertos visualizaban una base de datos dirigida por la OMS en la que los editores de revistas y los patrocinadores de la investigación de edición genética requerirían que los científicos se inscribieran, pero reconoció que aún no habían encontrado la forma de reprender a los científicos que se negaran a registrarse.

A principios de este año, los investigadores chinos dijeron que He había esquivado la supervisión de su trabajo y que había violado las normas de investigación porque él quería ser famoso. El informe indició que He podía enfrentar consecuencias, aunque no especificó qué regulaciones pudo haber violado.

Fuente: La Prensa Asociada