El presidente del Partido Popular Democrático (PPD), Anibal José Torres, emplazó hoy a la gobernadora entrante, Wanda Vázquez, a no prestarse como emisaria del directorio del Partido Nuevo Progresista (PNP), en el gobierno.

“Las primeras expresiones y reuniones no deben ser para responder a los intereses del directorio del Partido Nuevo Progresista (PNP), sino de la isla”, dijo en un comunicado.

La gobernadora entrante “debe iniciar un proceso de diálogo que estabilice al pueblo escuchando primero, antes de actuar. Antes de someterse a las inminentes presiones de los presidentes de los cuerpos legislativos, la Gobernadora debe darse a respetar y tirar la raya, enviando un mensaje de que bajo su incumbencia -larga o corta- no responderá a presiones políticas”, dijo.

“Si al llegar a La Fortaleza, su única gestión se limita a buscar a un Secretario de Estado que responda a las candidaturas del PNP, entonces hará un decepcionante servicio” a la isla, concluyó.

El Tribunal Supremo de Puerto Rico anunció este miércoles que la enmienda de una ley que permitió la juramentación el pasado viernes de Pedro Pierluisi como gobernador de la isla es inconstitucional, por lo que hoy mismo deberá dejar el cargo.

La decisión de hoy del Tribunal Supremo fue adoptada por unanimidad por los nueves jueces de la corte y su aplicación será efectiva a partir de las 17.00 hora local (21.00 GMT), por lo que Pierluisi dejará de ser gobernador a partir de ese momento.

El dictamen emitido hoy por el alto tribunal, en respuesta a una demanda interpuesta por el Senado, señala que la Ley 7 de 1952, enmendada en 2005, en la que se basó la juramentación de Pierluisi, el pasado viernes, es inconstitucional.

Pierluisi, quien estaba la semana pasada en proceso de ser confirmado como secretario de Estado, asumió el viernes como gobernador de Puerto Rico después de que Ricardo Rosselló, quien renunció al cargo tras un escándalo por su participación en un polémico chat, anunciara que era su sustituto.

Una hora antes, la Cámara de Representantes de Puerto Rico había aprobado la designación de Pierluisi como secretario de Estado, quien es por mandato constitucional quien debe asumir como gobernador en caso de vacío de poder, pero restaba el aval del Senado.

La designación de Pierluisi como gobernador y su juramentación posterior ha levantado una polvareda política y judicial en la isla debido a las interpretaciones diferentes de la Constitución y la ley que se hiciera.

Fuente: EFEUSA