Proliferan establecimientos de cannabis medicinal en la Isla

0
680

(CyberNews) – Al inicio de la investigación sobre el cumplimiento jurídico y regulatorio del Gobierno a los establecimientos licenciados de cannabis medicinal en Puerto Rico, el presidente de la Comisión de Gobierno, el representante Jorge Navarro Suárez, destacó el martes, la necesidad de mantener un balance de lo que es el mercado de este producto localmente, de manera que no se sature y colapse.

“Mi preocupación es que, ante tantos establecimientos y pocos pacientes, Puerto Rico sea la primera jurisdicción mundial en que la industria del cannabis medicinal fracase. Porque la oferta y demanda no va de acuerdo a la realidad”, expresó en comunicación escrita Navarro Suárez durante la primera vista pública de la Resolución de la Cámara 1177, de la autoría del representante Gabriel Rodríguez Aguiló, que ordena investigar que estos establecimientos cumplan con las leyes y reglamentos del Gobierno para operar.

El licenciado Antonio Quilichini, director ejecutivo de la Oficina de Sustancias Controladas y Cannabis Medicinal adscrita al Departamento de Salud (DS), indicó que por reglamento se establecen varios tipos de licencias de forma estatutaria, figurando las de cultivo, investigación, manufactura, laboratorios, transporte, dispensación, médicos y ocupacionales. También, aludió que los establecimientos pueden tener más de una las licencias disponibles.

Este consignó, que, para el mes de diciembre de 2018, se habían expedido 20 licencias de manufactura, 11 licencias de transporte de las cuales una es independiente, 3 licencias de laboratorio, 70 licencias de dispensarios y 20 licencias de cultivo.

El Funcionario reveló que, al 1 de febrero de 2019, cerca de 59,302 pacientes obtuvieron sus identificaciones, emitidas por la Oficina, para poder acceder a los medicamentos derivados del cannabis, según informado por los médicos autorizados. De igual forma, mencionó que para esa misma fecha había 372 médicos autorizados para emitir recomendaciones médicas a pacientes adscritos al Programa de Cannabis Medicinal.

Con relación a la fiscalización, Quilichini sostuvo que Agencia cuenta con tres inspectores para supervisar los dispensarios, laboratorios, las plantas de cultivo y manufactura del producto. No obstante, adelantó que su Oficina está en el proceso de reclutar más inspectores. “Eran nueve y hubo renuncias. Esperamos llenar las vacantes’, añadió.

Corrido, el Presidente de la Comisión sentenció que sean tres los inspectores para fiscalizar tantas operaciones en la Isla como corresponde. Por lo que recomendó a reunirse con la Junta Reglamentadora del Cannabis para que considere cerrar la otorgación de permisos hasta tanto no esté balanceada la oferta y demanda del producto.

Según el Representante, “debe haber 1,500 pacientes por dispensario y actualmente no está así. Son 70 dispensarios, 181 pre-cualificados bajo 50,000 por pacientes, dividido, se supone que sean nada más que 33 dispensarios abiertos… partiendo de 1,500 por dispensario. Entonces están saturando el negocio. Si te vas por el Condado o Isla Verde tienes uno al lado de otro… sobre siete corridos. No hay una fiscalización, no hay un estudio de viabilidad. Parte de lo que queremos es hacer conciencia, que la Junta Reglamentadora del Cannabis establezca otros parámetros con la misma Oficina a la hora de otorgar estas licencias”.

A esos efectos, el portavoz de la mayoría, Rodríguez Aguiló, planteó que las expresiones respaldan la necesidad de investigar el cumplimiento de la “Ley para Manejar el Estudio, Desarrollo e Investigación del Cannabis para la Innovación, Normas Aplicables y Límites (Ley Núm 42- julio 2017)”.

Además, manifestó el interés de la Comisión de investigar si los establecimientos están cumpliendo con los pagos por concepto de agua y luz, de los permisos de uso y licencias requeridas por Ley.