Rusia no desplegará tropas en Venezuela, asegura Putin

0
278

El presidente ruso Vladimir Putin aseguró el jueves que su gobierno no tiene intención de desplegar tropas ni establecer bases militares en Venezuela para apuntalar al asediado presidente de la nación sudamericana.

Agregó que expertos rusos se encuentran en el país sudamericano sólo para brindar servicio a una compra de armas rusas por parte de Caracas.

Reunido el jueves con jefes de agencias noticiosas internacionales en San Petersburgo, Putin respondió a un tuit enviado hace unos días por el presidente estadounidense Donald Trump donde dijo que Moscú informó a Washington que Rusia retiraría a su personal de Venezuela.

“No estamos instalando ninguna base ni enviando tropas ahí, jamás lo hemos hecho”, dijo el mandatario ruso. “Sin embargo, hemos cumplido con nuestras obligaciones en la esfera de la cooperación militar y técnica y lo seguiremos haciendo”.

El líder ruso dijo que las sanciones de Estados Unidos contra Venezuela han afectado a la gente común y advirtió a Washington en contra de utilizar la fuerza.

Periodistas observan una pantalla donde se ve al presidente ruso Vladimir Putin en una reunión con jefes de agencias de noticias internacionales en el Foro Económico Internacional en San Petersburgo, Rusia, el jueves 6 de junio de 2019. (AP Foto/Dmitri Lovetsky)

Rusia ha respaldado sólidamente al presidente venezolano Nicolás Maduro, mientras Estados Unidos y varias otras naciones apoyan al líder opositor Juan Guaidó y lo consideran el presidente legítimo del país, aseverando que reelección de Maduro fue fraudulenta.

Putin, por otra parte, advirtió que podría estar surgiendo una nueva carrera armamentista. Acusó a Estados Unidos de evitar las negociaciones para renovar un tratado de control de armas que expira en 2021.

Subrayó que a pesar de que Rusia ha indicado su intencion de dialogar para renovar el pacto, Washington se ha negado a responder.

“Hemos dicho cien veces que estamos listos para ello, pero no hay respuesta”, expresó.

El acuerdo START, firmado en 2010 por el entonces presidente Barack Obama y su colega ruso Dmitry Medvedev limita a cada país a un máximo de 1.550 ojivas nucleares y a 700 misiles y bombarderos.

Putin también criticó a Estados Unidos por retirarse de otro pacto armamentista, el Tratado sobre Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio (INF por sus siglas en inglés) de 1987 y rechazó las acusaciones estadounidenses de que Rusia lo ha violado.

Estados Unidos considera que Rusia no lo ha respetado y ha suspendido su participación en ese acuerdo, que prohíbe todos los misiles cruceros y balísticos de alcance de entre 500 y 5.500 kilómetros (entre 310 y 3.410 millas), con lo cual el pacto expirará a finales de este año. Rusia, que niega haber incumplido con el acuerdo, hizo lo propio poco después.

Fuente: AP