En Estados Unidos se han abierto sitios a donde la gente llega en su automóvil y desde ahí, sin bajarse del auto, puede realizarse la prueba para detectar si tiene coronavirus, similar al servicarro para comprar comida.

Pero al igual que el resto de la respuesta de Estados Unidos a la pandemia, el sistema está repleto de inconsistencias, demoras y escasez. Muchas personas que tienen síntomas y una orden médica han esperado horas o días para hacerse una prueba.

Más de una semana después de que el presidente Donald Trump prometió que los estados y las tiendas como Walmart y CVS abrirían centros de autoservicio para pruebas, pocos sitios están en funcionamiento y aún no están abiertos al público en general. Algunos estados están dejando que el sector privado abra ubicaciones de prueba; otros están coordinando el esfuerzo a través de los departamentos de salud estatales.

Los pacientes se quejado de que han tenido que superar obstáculos burocráticos y esperar días para hacerse la prueba, luego esperar aún más por un resultado. Algunos centros de pruebas cerraron poco después de abrir debido a la escasez de suministros y personal. Y aunque la atención en los centros de autoservicio es por lo general ordenado, ha habido largas filas en algunos.

El lento avance en la realización de pruebas para detectar la enfermedad COVID-19 y la naturaleza irregular del sistema complica a las autoridades de salud pública rastrear la propagación de la enfermedad y controlarla.

“Necesitamos realizar pruebas de manera más amplia para comprender completamente el alcance de la situación de salud pública que enfrentamos”, dijo Joseph Wendelken, portavoz del Departamento de Salud de Rhode Island.

El doctor Brett Giroir, el funcionario federal de salud encargado de supervisar las pruebas, dijo en una sesión informativa de la Casa Blanca el sábado que hasta el momento se han realizado pruebas a unas 195.000 personas, pero esa cifra no incluye a algunos que se han realizado pruebas en laboratorios privados.

Para la mayoría de las personas, el nuevo coronavirus causa solo síntomas leves o moderados, como fiebre y tos. Para algunos, especialmente los adultos mayores y las personas con problemas de salud existentes, puede causar enfermedades más graves, incluida la neumonía.

Fuente: AP



¡En ésta y otras emergencias comprobamos que sobran razones para prepararnos financieramente! Edúcate en temas financieros y comienza a presupuestar para futuros imprevistos. Te invitamos a responder a esta encuesta en línea. Solo te tomará unos minutos y a la vez, nos ayudarás a ser más asertivos.